La tecnología como protagonista en tiempos del COVID-19

El planeta está en crisis, si bien es cierto el COVID-19 no es la primera pandemia mundial por la que nos ha tocado pasar, pero de lo que si estamos seguros es que la tecnología ha jugado un papel importante en la contención de esta enfermedad. En diciembre de 2019 China anunció los primeros casos de contagio y en tan solo 10 días logrado identificar la secuencia del genoma del SARS-Cov-2, muchos científicos a nivel mundial se pusieron a disposición y compartieron datos importantes a través de la red social twitter para ayudar a identificar entre todos como se trasmitía el virus, cuáles eran los síntomas recurrentes en las personas contagiadas, cual podía ser la población más vulnerable y las medidas que debíamos tomar para evitar el contagio.

El uso de los medios de comunicación actuales ha aportado a la población información en tiempo real, pero no solo los medios de comunicación y RRSS tienen todo el mérito. A nivel mundial se han venido desarrollando aplicaciones móviles (Latam) que, con el uso de la geolocalización y Bluetooth de los dispositivos, le brindan al usuario recomendaciones sobre la prevención del virus, autodiagnóstico para descartar sospechas sobre un posible contagio, zonas de riesgo cercanas a su ubicación, proximidad con otros posibles infectados. Pero, ¿Qué hago si la app me indica que posiblemente esté contagiado?, ¿Qué hago si las líneas telefónicas de atención y los servicios de salud están colapsados?, ¿Qué hago si estoy en cuarentena social obligatoria y no tengo como desplazarme hasta un centro de salud? Como éstas, muchas son las preguntas que pueden surgir al momento de un posible “positivo” de contagio y aunque un poco más del 67% de la población mundial cuenta con un dispositivo móvil y puede descargar alguna de estas aplicaciones lo cierto es que muchos no saben cómo reaccionar ante esta enfermedad y es por eso que en este caso Corea del Sur lleva la delantera.

En la lucha contra el COVID-19, Corea del Sur a través del Ministerio del Interior y Seguridad ha desarrollado una aplicación móvil conocida como Self-quarantine safety protection‘ que “permite al gobierno tener localizados y controlados a todos los casos positivos, además de una comunicación fluida con ellos para que puedan reportar síntomas o problemas que necesiten de atención médica durante sus cuarentenas. Igualmente, la aplicación informa tanto a paciente como a administración si el primero se salta el aislamiento y también reporta casos cercanos gracias a la localización GPS, evitando así contactos innecesarios.”

Después de pasar a ser el mayor foco de infección por coronavirus fuera de China, Corea del Sur logro frenar la curva de contagios con la implementación de esta aplicación que ha sido desarrollada con un objetivo claro: “evitar el colapso de los hospitales y la expansión descontrolada del virus”.

La herramienta permite al Ejecutivo del país monitorear a los ciudadanos mientras se encuentran en este período de cuarentena a través de geolocalización. Así, si una persona afectada por Covid-19 abandona de su área de cuarentena, recibe una alerta que también llega al agente que controla su zona. La violación de esta normativa deriva en sanciones y multas y solo en casos justificados pueden conseguirse permisos de desplazamiento vía QR móvil.”

Una de las claves de éxito en la lucha contra el COVID-19 en corea del sur ha sido la aplicación rápida de los test de detección del virus, pero sin duda este éxito ha sido acompañado por el buen manejo de la situación en la monitorización de los afectados a través de la app Self-quarantine safety protection.  En la escala global el país asiático se encuentra en la octava posición la escala global, con Italia, España, Alemania, EE.UU y Francia por delante, logrando disminuir la tasa de afectados de 813 a menos de 100 diarios en un margen de 15 días aprox.

Finalmente, tal ha sido el éxito de la aplicación coreana que en España ya se ha desarrollado un app similar “Open Coronavirus”  un aplicación de código abierto que apunta a convertirse en una app de uso regular, y no tiene que estar ligada únicamente al propio coronavirus pues podría establecerse como un recurso gubernamental más para ésta y otras crisis sanitarias o de seguridad.

María Pérez – Front-End Developer en Atomikal

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *