Volver al futuro post covid -19: Aplicación de las nuevas tendencias de marketing después del covid-19

Cuando reflexionas acerca de los últimos sucesos ocurridos a nivel mundial, te das cuenta que fue como una película de 2 horas vivida en el sofá de tu casa, que tu nuevo cuarto son cuatro pantallas virtuales y que el tiempo no está definido por los minutos u horas, sino por los momentos que disfrutas al máximo con tus seres queridos.

Tu manera de pensar cambia, la ambición por tenerlo todo se reduce a tener lo esencial, lo básico o necesario. Tus límites están entre lo que tengo y lo que puedo tener. El cómo tenerlo se vuelve una lista de posibilidades infinitas, con tan solo un clic y la tranquilidad de sentirte bien por lo que haces, queda en un inbox o un mensaje de voz.

Cada vez se comunica menos y se expresa más, ya no son solo palabras, sino emociones tratando de ser plasmadas en imágenes creativas o curiosos sonidos conectando con cada pensamiento interno, difícil de descifrar.

Las estrategias y propuestas de cada marca se detienen, redefinen qué valores destacar y comunicar. Ya no son solo las necesidades las que te ayudan a evaluar cómo adaptarse a las actividades cotidianas, sino que ahora se impone la manera en que demuestran empatía y van más allá de un beneficio, van más allá de lo que te hace sentir adquirir un producto, el “cómo te hace sentir”  se convierte en  la clave ante la subasta de engagement digital.

Es extraño el hecho de no encontrar un valor agregado en cada nueva adquisición o compra. Se vuelve muy familiar la dinámica de obtener algo más, pero poco común que destaque de todas, para dejar la vida por ello. Marcar la diferencia en la mente del consumidor es aprender a convivir con todas las ofertas del mercado, entender que este las quiere todas, pero solo influye la que es más humana, más cercana y coherente con la realidad.

Si tienes un nuevo mensaje, email, recordatorio o cumpleaños da igual porque tienes la seguridad de que esa caja tecnológica llamada celular estará para solucionar u organizar tu vida.

Dentro del saturado espacio digital de redes, páginas y aplicaciones, las reacciones pierden su valor. El potenciar una experiencia digital queda en hacer destacable lo relevante como lo rápido, eficaz, cortés, comprometido o capaz que te encuentras para convertir un momento en la pizca de curiosidad por vivirlo una y otra vez más.

Lo complicado ya no existe, está descartado en el movimiento de tu dedo al hacer un tap en la tecla “atrás” o al minimizar la ventana congelada del ordenador personal. Esa responsabilidad de reinventar una solución a través de una plataforma online empieza desde la practicidad en la que brindas tu servicio a la sociedad, para adaptarse lo más rápido posible al cambio.

Ver las tendencias post covid-19 es un volver al futuro, uno que ya había sido previsto. Ese que estaba a la vuelta de la esquina y lo único que hizo es darnos un empujoncito para salir determinantes a darlo todo por acercarnos más al consumidor y verlo con los ojos cerrados, para escuchar lo que de verdad está diciendo.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *